«Loud Krazy Love» (documental)

En el año 2005 Brian Welch, el primer guitarrista y más carismático miembro de la banda de metal Korn, decidió abandonar el grupo. No aguantaba más. El éxito era arrollador, las multitudes llenaban sus numerosos conciertos, habían vendido millones de discos, pero también llevaban años sometidos a una vida de excesos que estaba pasando factura a Welch –conocido como «Head» en el mundillo–, que estaba desesperado, infeliz, enganchado a las drogas y el alcohol y descuidando a su pequeña y amadísima hija Jennea, cuya madre les había abandonado. En esa situación Welch experimentó una fuerte conversión religiosa y se hizo cristiano.

Estamos ante uno de esos documentales que narran mucho más que unos acontecimientos o la trayectoria vital y artística de una persona. Es la historia de un músico, pero aquí de música apenas se habla y tampoco se escucha. Lo que aquí se cuenta tiene un fuerte valor antropológico y supone un ejemplo vivo de que si se tiene a Dios como aliado siempre se puede salir del pozo, por muy hondo, oscuro y sucio que éste sea. Trey Hill y Scott Mayo, directores debutantes, dan voz al propio Welch en esta sentida confesión para sus fans y para el gran público. Además de grabaciones actuales también se incluyen entrevistas con las personas que fueron testigos de los hechos, como los padres de Brian, su hija o sus compañeros de Korn, así como imágenes de archivo que muestran la vida que llevaba el músico antes de su giro vital.

El eje narrativo del documental es la relación entre Welch y su hija, que atravesó durísimas fases pues con el paso de los años su hija acusó gravemente la ausencia de sus padres, de referentes, de amigos. Los momentos más emotivos son precisamente aquellos en donde Jennea habla de sus sentimientos y de los primeros años de su vida. Por lo demás, hay que señalar que Loud Krazy Love es una historia de redención pero no es un cuento de hadas. A lo largo de la narración queda claro que una cosa es tomar una decisión y otra muy distinta que la vida a partir de ese momento sea fácil, que equivocarse y volver a levantarse no sea algo cotidiano, igual que para todas las personas. (Decine21)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s