En Mediateca: Free solo

Película ganadora de la última edición del  Premio Oscar al Mejor Documental.

Vibrante y sobrecogedor documental dedicado al escalador estadounidense Alex Honnold (n. 1985), especializado en trepar montañas solo y sin cuerdas. En la práctica de esta arriesgada versión del alpinismo, conocida como “escalada libre”, se enfrentará al más difícil de los desafíos, la pared de casi mil metros de El Capitán, situada en el parque nacional de Yosemite, en California.

El dúo de directores Jimmy Chin y Elizabeth Chai Vasarhelyi, también escaladores, logran atrapar en su documental, producido por National Geographic, todo el dramatismo y suspense de la aventura que están filmando, el riesgo de la muerte está presente en todo momento. Y aunque desde la perspectiva del protagonista se busca desdramatizarla, pues forma parte del riesgo de los objetivos que se ha autoimpuesto, la muerte no deja de ser el personaje invisible que se encuentra presente en todos los planos, la posibilidad de que ocurra una desgracia es muy real, y ahí tenemos al cámara que aparta la mirada del visor, las noticias de la muerte de otros escaladores, los comentarios de los cineastas cuando Alex no está presente, el echarse atrás de su novia Sanni, para no distraerle o condicionarle, aunque le dé todo su apoyo… Introducir en la aventura el ojo de la cámara, el “circo” que busca dar fe y registrar la proeza, tiene curiosamente un efecto contraproducente, porque introduce más presión en el protagonista en una meta ya de por sí difícil de alcanzar.

La película contiene, por supuesto, imágenes hermosísimas, y momentos para temblar y morderse las uñas, en torno a la escalada. Pero el acierto de los cineastas es combinar esto con el acercamiento al personaje, hacerlo humano, dejando que explique sus motivaciones y su visión de la felicidad, proporcionando información de su background, dejando hablar a su madre, a su novia, a los colegas, que le ayudan a preparar su hazaña realizando la travesía y los distintos pasos junto a él con cuerdas, para conocer cada “arruga” de la cara de El Capitán. Todo esto ayuda a entender que Alex sube solo, pero, paradójicamente, no tan solo. (Decine21)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s